jueves, 8 de junio de 2017


Rosemary's Baby (1968)

jueves, 8 de junio de 2017



"Rosemary's Baby" (1968), una de las películas más emblemáticas y polémicas del director Roman Polanski, y componente, junto con "The Exorcist" (1973) y "The Omen" (1976), de lo que se conoce como la "Santísima Trinidad del Cine de Terror". Sin embargo, más allá de su temática, la verdad es que muy poco tiene que ver esta cinta con las dos anteriormente mencionadas. Mientras que las de William Friedkin y Richard Donner son cuentos de horror en todo el sentido de la palabra, "Rosemary's Baby" es un thriller de desarrollo letárgico, en el que se nos oculta casi todo, jugando más bien con el miedo a lo que no vemos y a la paranoia que se forma en el espectador a lo largo de las vicisitudes de la frágil Rosemary Woodhouse. En este sentido, la película forma una trilogía perfecta con otros dos terrores de apartamentos dirigidos por Polanski: "Repulsion" (1965) y "Le locataire" (1976).

Basándose en la novela de Ira Levin, la película nos habla de Guy Woodhouse (John Cassavetes) y Rosemary Woodhouse (Mia Farrow), una joven pareja de Nueva York que acaba de mudarse a su nuevo apartamento. Su nueva residencia es un lugar escalofriante, pegado a la casa de una misteriosa pareja de ancianos llamados Roman Castevet (Sidney Blackmer) y Minnie Castevet, (interpretada por la excelente Ruth Gordon). El edificio cuenta con una amplia leyenda de lugar maldito. Pero hay más cosas que les hacen sospechar: Rosemary tiene sueños algo raros y oye ruidos extraños y Guy, por su parte, se vuelve distante y lejano.

Cuando la pareja decide tener un bebé, algo terrible sucede: Rosemary logra quedarse embarazada, pero ambos sospechan que no se trata de un embarazo común pues ésta se ha quedado en estado de manera un tanto misteriosa. Además, la mujer comienza a sufrir una paranoia, pues lo único que quiere y desea es que su bebé esté seguro y a salvo, llegando a tal punto que este pensamiento empieza a controlar su vida absolutamente. Pronto Rosemary comenzará a sospechar que sus vecinos tienen planes especiales para su hijo.

Una de las cosas más interesantes de la película es que está narrada en su integridad desde un solo punto de vista. En ningún momento el espectador ve, o sabe algo que no sepa la propia Rosemary, y eso precisamente hace crecer la sensación de que la mayor parte de la trama se va tejiendo a nuestro alrededor, sin que nosotros lo sepamos.

El estilo maniático y obsesivo de Polanski desquiciaba a la Paramount. Con tantas repeticiones, el rodaje se iba retrasando, y los costes aumentaban. En algún momento, William Castle (productor de la película), recibió una orden fulminante: “Despide al polaco”. Afortunadamente para el polaco, el material grabado tenía una pinta demasiado buena, y la productora no se atrevió a echarlo.

De las enormes curiosidades que posee la película, mi favorita es la siguiente:
Una de las escenas más extremas que se vivió en el rodaje, ocurre en la escena de la calle, en la que Rosemary embarazada deambula por el tráfico, ida, a punto de ser atropellada. Para grabarla, Polanski no se planteó cortar la circulación. Los automóviles de verdad circulaban por seis carriles diferentes. Y él le ordenó a Mia Farrow que empezase a caminar entre ellos.

¿Te has vuelto loco, Roman? —exclamó ella.
Oh, por favor, querida. A nadie se le ocurriría atropellar a una mujer embarazada.—contestó el director.

Como nadie más se atrevía a hacerlo, Polanski manejó la cámara personalmente y caminó entre los autos junto a Mia. Pero para que los vehículos saliesen en la toma, él debía colocarse del otro lado. Si llegaban a atropellarlos, le darían primero a la actriz. Farrow incluso se tomó como un cumplido la descripción que Polanski le dio de ella a un periodista: “Hay 127 variedades de locos. Mia entra en 116 de ellas”.

Junto con ser una película de absoluto culto, también es poseedora de ciertos detalles que, si bien no influyen directamente con la obra, sí alimentan una suerte de leyenda negra alrededor de ella. Por eso es que a Rosemary's Baby se le considera como una de las películas malditas de Hollywood; aún cuando no tuvo ninguna situación paranormal, dentro ni tampoco fuera del set.

Fueron muchas las peleas en medio del rodaje de Mia Farrow y el cantante Frank Sinatra, su esposo por aquel entonces, que tenía por costumbre visitar a la actriz en su trabajo. Incluso hubieron varios testigos que aseguran haber visto como Frank Sinatra abofeteaba a Mia Farrow.

Un día, mientras se rodaba una de las escenas de la película más cargadas emocionalmente, en la que, en medio de una fiesta celebrada en su apartamento, las amigas de Rosemary echan de la cocina a Guy, su marido, mientras tratan de consolarla a causa de su traumático embarazo. Dicha escena fue rodada en una sola jornada, pero justo después de filmar la primera toma de la escena, un mensajero irrumpió en el set de rodaje, trayendo consigo toda la documentación referente al divorcio de Mia Farrow, enviada por Frank Sinatra. Cuando la actriz leyó los documentos rompió a llorar sobre el suelo de la cocina, tal y como el personaje de Rosemary hace al comunicar a sus amigas lo extrañamente mal que siente su embarazo. Alarmado, Polanski quiso suspender la filmación de aquella escena por aquel día y concentrarse en otras que no implicaran la presencia de la actriz. Pero Farrow, en un arranque de profesionalidad, le suplicó al director continuar con el plan de trabajo original, y la escena se pudo terminar sin más complicaciones. Mia Farrow firmaría los papeles en frente del abogado de Sinatra.

Luego de aquel rodaje, la personalidad de Farrow nunca volvería a ser la misma. La actriz poco a poco fue desarrollando un gran interés por el orientalismo,que la llevaría a un gran viaje místico a la India. Los dramáticos hechos personales que vendrían tiempo después en la vida de la actriz, quedarán para ser relatados en una próxima ocasión.

Tampoco era feliz el protagonista masculino, John Cassavetes. Él era actor y director, pero pertenecía a una escuela muy diferente a la de Polanski, mucho más experimental y arriesgada. Sus películas tenían un estilo improvisado y fresco. Cassavetes sufría con las 30 tomas que le exigía el polaco y con la orden de repetir cada línea de sus diálogos tal y como estaba escrita. En su opinión, eso le quitaba vida a la película. Los roces entre los dos se fueron agudizando hasta convertirse en peleas. John se rebelaba contra las indicaciones de Polanski, que por toda respuesta lo mandaba callar. Ni siquiera les importaba airear sus conflictos en público. En una entrevista, un periodista le preguntó a Polanski cómo había sido trabajar con un colega director de prestigio como Cassavetes. Contestó: “Cassavetes no es un director. Simplemente ha hecho algunas películas. Cualquiera podría agarrar una cámara y hacer lo que él hace. Tuvo la oportunidad de trabajar en estudios y demostró ser un perfecto incapaz. Él le echa la culpa a Hollywood, pero yo también fui a Hollywood y me va muy bien”.

Cabe destacar que durante el rodaje de Rosemary's Baby, John Cassavetes empezó a mostrar los síntomas de la hepatitis infecciosa que se lo llevaría a la tumba antes de cumplir los 60 años.

Existe también una dramática curiosidad que no tiene gran relación con el argumento de la película, pero incrementa todo el aspecto maldito de la cinta:
El siniestro edificio que eligieron para la película fue el famoso Edificio Dakota de Nueva York; un lugar con aspecto de fortaleza gótica y de amenazantes gárgolas decorando la fachada. En aquel lugar se grabaron los exteriores de la cinta.
El 8 de diciembre de 1980, y en la entrada de aquel mismo edificio, Mark David Chapman disparó contra John Lennon por la espalda. El cantante fue llevado a la sala de emergencia del cercano Hospital Roosevelt y fue declarado muerto a su llegada a las 11:00 p. m. Ese mismo día, en la tarde, Lennon había autografiado una copia de "Double Fantasy" a Chapman.

Pocos meses después del estreno de la película, y aún disfrutando del éxito alcanzado por ella; la esposa de Roman Polanski, me refiero a la famosa actriz Sharon Tate, fue brutalmente asesinada por seguidores de la secta "La Familia" del desquiciado Charles Manson, en su casa (junto a cuatro personas más), la madrugada del 9 de agosto de 1969. Sharon Tate estaba embarazada de ocho meses y medio.

Polanski tenía en mente utilizar para el papel protagonista a su esposa. Sin embargo, al no decir los productores nada al respecto, el director desechó la idea. De todos modos, Sharon tendría una pequeña participación en la obra, interpretando a una de las amigas de Rosemary.

Toda esta serie de detalles quizás no influyan directamente en la obra, pero sin duda alguna lograron alimentan su mala fama.

En 1976 se estrenó en Estados Unidos una miniserie para la televisión titulada "Look What's Happened to Rosemary's Baby" en donde se retomaban algunos personajes de la novela original de Ira Levin. Aunque Mia Farrow no participó en la producción, su personaje fue interpretado por la actriz Patty Duke, y Ruth Gordon repitió el papel de la entrometida vecina, la excéntrica Minnie Castevet. Personaje por el cual ya había ganado un Óscar, por mejor actriz de reparto.

Para finalizar:
Afortunadamente, el archivo de la película es uno de los que se salvó de ser eliminado en mi blog. Junto a la película adjunto la excelente novela escrita por Ira Levin y publicada en el año 1967. Y por el mismo precio (😉) adjunto su secuela: "Son of Rosemary" publicada en el año 1997. Ambos archivos en formato PDF.


F I C H A
País Estados Unidos
Director Roman Polanski
Guion Roman Polanski (Novela: Ira Levin)
Música Christopher Komeda (AKA Krysztof T. Komeda)
Fotografía William A. Fraker
Reparto Mia Farrow, John Cassavetes, Ruth Gordon, Ralph Bellamy, Sydney Blackmer, Maurice Evans, Victoria Vetri, Patsy Kelly, Elisha Cook Jr., Charles Grodin
Productora Paramount Pictures


ARCHIVO ONLINE





 
 Click en la portada para descargar el archivo (PDF).

 
Click en la portada para descargar el archivo (PDF).




El viernes 05 de mayo, el blog sufrió una denuncia masiva e intencional por los links que estaban alojados dentro de la mayor parte de las publicaciones. Esto tuvo por consecuencia que cada archivo fuese eliminado. Desgraciadamente se acabó el formato de videos ONLINE, quizás lo mantenga solamente con unas muy poca películas: las que trabajé en crear los subtítulos desde cero. Con respecto a la temática del blog, esta seguirá siendo exactamente la misma; conocer y redescubrir películas que quizás no valoramos en su momento, y en realidad sí lo merecían... [Seguir leyendo la noticia]


SI TIENES ALGÚN COMENTARIO O ALGUNA DUDA CON RESPECTO AL BLOG
PUEDES ENVIARME UN MENSAJE PRIVADO HACIENDO CLICK
AQUÍ.
( PROMETO RESPONDER A LA BREVEDAD )


Para los archivos que sobreviven, la contraseña sigue siendo:
cinedemedianoche




- LÉEME -