viernes, 8 de septiembre de 2017


Los íconos clásicos del terror de los Estudios Universal (1925 - 1954) [Especial]

viernes, 8 de septiembre de 2017



A modo de agradecimiento por los más de 5 mil "Me Gusta" en el FanPage de Facebook, he decidido hacerles este tremendo regalo, que también es algo que estaba pendiente en el blog desde hace muchos años: Un maratón de más de 10 horas continuas, con los íconos clásicos del terror de los Estudios Universal. Una tremenda saga de películas que debemos disfrutar más de una vez en la vida.

Muchas décadas antes del nacimiento de la mitología de Star Wars, mucho antes del mundo Marvel confeccionado en torno a Los Vengadores, estas icónicas criaturas de la literatura de fantasía conformaron, gracias a los estudios Universal, el primer universo cinematográfico de la historia, un mundo en el que todos estos seres cohabitaban.

En aquella época, los colmillos de Drácula causaban pavor en el cine, el monstruo de Frankenstein sobrecogía a los espectadores y el hombre lobo hacía temer cualquier aullido más allá de la media noche. Sin embargo; y con el tiempo, estas criaturas del cine clásico de terror se fueron alejando del género y perdiendo, en consecuencia, su capacidad para generar el miedo que inspiraban cuando vestían un blanco y negro de celuloide. A cambio, se han convertido en figuras universales, parte del imaginario colectivo y la cultura pop.

Curiosamente, los Estudios Universal, sumándose a las modas del cine más comercial, ha decidido relanzar la imagen de estos monstruos como parte de un nuevo universo compartido. Su primera película fue la reciente "The Mummy", protagonizada por Tom Cruise, y dirigida por Alex Kurtzman; pero desgraciadamente, la película no tuvo una buena acogida por el público, ni tampoco por la crítica. Al parecer, la próxima película de la saga será "The Invicible Man" protagonizada por Johnny Depp.


Pero volvamos a lo que nos compete:

  • "The Phantom of the Opera" (1925) dirigida por Rupert Julian; es la más grande adaptación que se ha realizado a la novela clásica de Gastón Leroux.
El actor Lon Chaney desempeñó el inolvidable rol de un enmascarado y desfigurado "fantasma" que reside en la Ópera de París, y da lugar a asesinatos y mutilaciones en un intento para forzar a los sostenedores del teatro a que cumplan cada uno de sus requerimientos.

Esta película causa mayor impacto por el horror intencionado por Lon Chaney, ya que él mismo se aplicaba el maquillaje, que era mantenido en secreto por el estudio, hasta el lanzamiento de la película.

Además de Chaney, el largometraje fue protagonizado por estrellas como Mary Philbin, Norman Kerry, Arthur Edmund Carewe, Gibson Gowland, John St. Polis y Snitz Edwards. La única sobreviviente del reparto original fue Carla Laemmle (1909–2014), sobrina del productor Carl Laemmle, que actuó en un pequeño rol de la "Primera Bailarina" cuando tenía 15 años de edad.

En 1998, la película fue considerada «cultural, histórica y estéticamente significativa» por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y seleccionada para su preservación en el National Film Registry.

El pre-estreno fue en Los Ángeles el 7 y el 26 de enero de 1925. La música fue preparada por Joseph Carl Breil. No se conserva ninguna información sobre la música que se tocó, lo único que se sabe es que fue presentada con una orquesta de concierto que tocó la música compuesta por J. Carl Briel, compositor a su vez de la música de The Birth of a Nation.
Curiosamente, y pese a los años de su estreno, la película sigue siendo la mayor representación que se ha realizado de la obra; y sin duda alguna, la gran caracterización de Lon Chaney ha logrado que el mito del fantasma siga existiendo hasta nuestros días.


  • "Frankenstein" (1931) dirigida por James Whale; y protagonizada, entre otros, por Boris Karloff y Colin Clive. La película; adaptación de la novela homónima de la escritora inglesa Mary Shelley, fue escrita por Francis Edward Faragoh y Garrett Fort.
Una de las primeras opciones analizadas para interpretar al monstruo de Frankenstein fue Bela Lugosi.​ Sin embargo, Lugosi rechazó el papel debido a que no poseía diálogos y a que estaría cubierto de maquillaje.​ Tras esto fue escogido el actor británico Boris Karloff. El actor no aparece en los créditos iniciales de la película, siendo su lugar ocupado por un signo de interrogación; solo en los créditos finales se aclara que es Karloff quien interpreta al monstruo. Bette Davis fue considerada para interpretar a Elizabeth, pero finalmente Mae Clarke obtuvo el papel.​ En la película participaron también Dwight Frye como Fritz y Edward Van Sloan como Dr. Waldman; ambos habían actuado con anterioridad en Drácula.

El maquillaje de Karloff estuvo a cargo de Jack Pierce, quien trabajaba cerca de cuatro horas para lograr la apariencia de la criatura.​ Existe controversia respecto de quién creó el diseño del monstruo, ya que algunas fuentes mencionan al director James Whale y otras a Jack Pierce.​ Además del maquillaje, Karloff debió usar botas especiales para aumentar su estatura en pantalla, así como puntales de acero en las piernas para tener un andar tambaleante.​

La escenografía de la película fue diseñada por Herman Rosse, y los aparatos eléctricos que están en el laboratorio de Frankenstein fueron hechos por Kenneth Strickfaden. Entre las influencias visuales de la película se encuentran cintas alemanas como "El gabinete del doctor Caligari" (1920), "El Golem" (1920) y "Metrópolis" (1927).​ La película no tiene banda sonora, con excepción de los créditos iniciales y finales.

  • "The Mummy" (1932) dirigida por Karl Freund y protagonizada por Boris Karloff, Zita Johann, David Manners y Edward Van Sloan.
A diferencia de las series de "Frankenstein" y "Drácula", producidas también por Universal Studios, La momia no tuvo secuelas oficiales. En 1940 produjeron una película de clase B llamada "The Mummy's Hand", que sí tuvo cuatro secuelas: "The Mummy's Tomb" (1942), "The Mummy's Ghost" (1944), "The Mummy's Curse" (1944) y "Abbott and Costello Meet the Mummy" (1955). En estos filmes, la momia se llama Karis.

En las décadas de 1959 y 1960, la productora británica Hammer Film Productions retomó el tema, produciendo "The Mummy", pero no basándose en el film original de 1932, sino en las secuelas "The Mummy's Hand" y "The Mummy's Tomb", de Universal Studios. Se produjeron tres películas: "The Curse of the Mummy's Tomb" (1964), "The Mummy's Shroud" (1966) y "Blood from the Mummy's Tomb" (1971).

La película se inspiró en el descubrimiento de la tumba del faraón Tutankamón en el año 1922 y la supuesta "maldición de los faraones", que afectó a los que participaron en dicho descubrimiento. (Tradicionalmente se ha dicho que su tumba fue encontrada en el valle de los Reyes por el británico Howard Carter, constituyendo uno de los descubrimientos arqueológicos más sensacionales de la historia de la egiptología, debido a la gran riqueza arqueológica encontrada. No obstante, su hallazgo fue realmente realizado por Husein Abdel Rasul, un niño de 10 años que llevaba agua a los miembros de la expedición y que encontró el primer escalón de la tumba de manera fortuita... pero esa es otra historia 😉 ).

Por el gran interés que despertó dicho descubrimiento, el productor Carl Laemmle Jr. encargó al editor Richard Schayer encontrar una novela literaria que sirviera de base para una película de terror egipcia, al igual que las novelas Drácula y Frankenstein. Pero Schayer no encontró ninguna novela, aunque la trama tiene una gran similitud a un cuento del célebre escritor Arthur Conan Doyle, titulado "The Ring of Thoth", publicado en 1890.

El maquillador Jack Pierce había estudiado fotos de la momia de Seti I para diseñar al personaje de Imhotep; sin embargo, Boris Karloff no se parecía en nada a la momia de Seti I en la película, sino que tenía un parecido más cercano a la momia de Ramsés III​. Pierce empezó a transformar a Karloff a las 11 de la mañana, aplicando algodón, colodión, goma espuma a su rostro; y arcilla en su cabello; para luego envolverlo en vendas de lino, terminando el trabajo a las 7 de la tarde. Karloff terminó sus escenas a las 2 de la madrugada, y dedicó otras dos horas solamente para quitarse -dolorosamente- todo el maquillaje.

Aunque las imágenes de Karloff envueltas en vendajes son las más emblemáticas tomadas de la película, Boris Karloff solamente aparece en la pantalla con en este maquillaje, durante unos pocos minutos; el resto de la película se le ve usando maquillaje menos elaborado.

  • "The Invisible Man" (1933), película de ciencia ficción dirigida por James Whale, y basada en la novela homónima de H. G. Wells. La cinta fue protagonizada por Claude Rains y Gloria Stuart.
El proyecto fue asignado en un principio al director Cyril Gardner, quien fue posteriormente reemplazado por James Whale. Entre los actores contactados para interpretar a Jack Griffin estuvo Boris Karloff, pero rechazó el papel tras las presiones del productor Carl Laemmle, Jr. de bajar su salario.​ Otros actores considerados para el rol fueron Chester Morris, Paul Lukas y Colin Clive, pero el papel fue finalmente asignado a Claude Rains a petición del director.​ Este fue el primer rol protagónico de Rains, lo cual lo catapultó a la fama.​

El rodaje de la película fue realizado entre junio y agosto de 1932,​ y tuvo lugar en los estudios de Universal Pictures en Los Ángeles (California).​ El rodaje fue suspendido temporalmente el 15 de agosto de aquel año, producto de un incendio que quemó una escenografía.

Los efectos especiales de la cinta estuvieron a cargo de John P. Fulton, quien contó con la colaboración de John J. Mescall, Frank D. Williams, Roswell A. Hoffmann y Bill Heckler.​ Fulton recurrió a diversas técnicas para lograr el efecto de invisibilidad del protagonista, tales como stop motion, doble exposición y cables. Una de las técnicas utilizadas consistió en vestir a Claude Rains con terciopelo negro bajo los vendajes y ropa, y filmarlo frente a un fondo negro. Estas escenas eran luego combinadas con las tomas donde aparecían los demás actores y la escenografía. En la escena final de la película, donde el efecto del suero deja de surtir efecto, se muestra cómo el protagonista lentamente se hace visible. Esto se logró filmando de forma gradual los elementos que aparecen en pantalla (la almohada hundida, la calavera, los músculos de la cara), para finalizar con el rostro de Claude Rains. Además de estas técnicas, fue necesario retocar cerca de 64.000 fotogramas.

En el 2008, la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos la escogió junto a otras cintas para formar parte del National Film Registry, un archivo cinematográfico que se dedica a conservar películas "cultural, histórica o estéticamente significativas".

  • "Bride of Frankenstein" (1935), película dirigida por James Whale y estrenada en 1935. Es la secuela de Frankenstein (1931), y, como en ella, desempeñaron roles principales los actores Boris Karloff y Colin Clive. La cinta cuenta también con la actuación de Elsa Lanchester, que encarna a Mary Shelley y a la novia del monstruo, y con la de Ernest Thesiger en el papel del doctor Pretorious.
A "Bride of Frankenstein", se le considera una de las mejores secuelas en la historia del cine; incluso, también se le considera superior a su propia cinta original. (golpe bajo a los que dicen que las segundas partes nunca funcionan).

La preparación para filmar la secuela comenzó poco después del estreno de la primera película, pero diversos problemas de guión retrasaron el proyecto. La fotografía principal comenzó en enero de 1935, y con el mismo personal creativo de la cinta original. Pese a tener la aclamación, tanto del público como de la crítica, Bride of Frankenstein encontró diversas dificultades en su estreno, incluso fue víctima de la censura estatal y nacional.

Diversas fuentes informan que Bela Lugosi y Claude Rains también fueron considerados para el papel del mentor de Frankenstein, Pretorius. Aunque acabaría siendo Ernest Thesiger el encargado de darle vida.

Al inicio de la producción, Whale decidió que la misma actriz que interpretara a La Novia de Frankenstein, también interpretaría a Mary Shelley en el prólogo de la película, para dar a entender que la historia -y el horror en general- brota del lado oscuro de la imaginación.

Colin Clive y Boris Karloff repitieron sus papeles de Frankenstein como creador y creación, respectivamente. Por aquel entonces, Colin Clive estaba sumido en el alcoholismo, algo por lo cual no iba a ser considerado para su personaje clásico, pero James Whale exigió que se le contratara, porque su "calidad histérica" ​​era necesaria para la película.

Boris Karloff se opuso firmemente a la decisión de permitir que el monstruo hablara. Según sus propias palabras: "Mi argumento era que si el monstruo tenía algún impacto o encanto, era porque él era inarticulado".

La decisión de darle voz a la criatura, también significó que Karloff no podía quitar su placa dental, así que ahora sus mejillas no tenían la forma hundida que presentaba en la película original. Para su vocabulario, solamente se escogieron 44 palabras simples.

El maquillador universal Jack Pierce prestó especial atención a la aparición del monstruo en esta película. Cambió su diseño de 1931, para poder mostrar los efectos secundarios del fuego del molino, añadiendo cicatrices y acortando el cabello del monstruo. Durante el rodaje, Pierce modificó el maquillaje del monstruo para indicar que las lesiones del monstruo fueron curativas a medida que avanzaba la película.

Pierce también creó el maquillaje de la novia y aquel icónico estilo del cabello, que tuvo su inspiración en el busto de Nefertiti. Para lograrlo, pusieron el cabello de Elsa Lanchester sobre un marco del alambre. Por la incomodidad de aquel marco, Elsa Lanchester criticó en diversas oportunidades el trabajo de Jack Pierce... por supuesto, en aquel entonces Lanchester no imaginaría cuanta fama le daría aquel curioso peinado.

  • "The Wolf Man" (1941), película protagonizada por Claude Rains y Lon Chaney Jr. La producción, dirigida por George Waggner, se convirtió en la más popular de la década de los 40, dentro del cine de terror en los Estados Unidos.
Lon Chaney Jr. volvería a interpretar su papel clásico de "The Wolf Man" en cuatro secuelas, comenzando con "Frankenstein Meets the Wolf Man" en 1943.

Esta es la segunda película del hombre lobo de la "Universal Pictures", ya que fue precedida seis años antes por la menos comercial "Werewolf of London" (1935).

En lo relativo a detalles técnicos, para la creación del «hombre lobo», el maquillador Jack Pierce pasó cinco años investigando modelos de la bestia, y cinco meses para encontrar la mejor combinación de cabello, color y caucho a ser utilizados. De hecho, el proceso de transformación fue agotador para Chaney. Por otro lado, la actriz Evelyn Ankers sufrió algunos problemas en la filmación al ser molestada por el propio Chaney, quien gustaba de asustarla con el maquillaje del hombre lobo. Chaney había tenido cierto resentimiento con la actriz, al serle otorgado a ella su camerino, debido a que él se comportaba mal en el estudio estando borracho. Asimismo, Ankers sufrió un desmayo en medio de la niebla artificial; y una herida de un oso mientras escapaba de este animal durante el rodaje. Las escenas de esta fiera en la película fueron cortadas.

Debido a la censura de la época, de parte de la Motion Picture Producers & Directors Association (MPPDA), no fue permitido que algunas tomas del personaje fueran muy «bestiales»; y tampoco fue autorizado que hubiera una «transformación directa» del hombre al lobo.... idiotas. 😔

  • "Creature from the Black Lagoon" (1954), película dirigida por Jack Arnold, y protagonizada por Julie Adams, Richard Carlson, Antonio Moreno y Richard Denning.
El título de esta película es uno de los títulos fundamentales de los años 50. Los planos subacuáticos del monstruo observando a Julie Adams nadando en el lago influyeron en la película de Tiburón. Además, el efecto de sonido que ilustra el rugido de la criatura fue utilizado por Steven Spielberg tanto en el final de "Duel" como en la ya mencionada "Tiburón".

La trama de la cinta se basa en una leyenda, que el productor William Alland escuchó del director de fotografía Gabriel Figueroa, quien le dijo que en la Amazonia vive una criatura que una vez al año rapta a alguna joven que viva en las aldeas cercanas. Tras oír la historia, el productor decidió adaptarla a una película para Universal Pictures.​ Según el director Jack Arnold, la película buscaba crear una atmósfera de terror basada en el miedo a lo desconocido:

Juega con un miedo básico que las personas tienen respecto a lo que podría estar bajo la superficie del agua. Usted conoce esa sensación cuando está nadando y algo roza su pierna - se asusta muchísimo si no sabe qué es. Es el miedo a lo desconocido. Decidí explotar este miedo tanto como sea posible al filmar Creature from the Black Lagoon.​

La criatura que acecha a los protagonistas de la película fue interpretada por dos actores, Ben Chapman y Ricou Browning. El primero participó en las escenas donde el monstruo está en tierra firme, mientras que Browning se encargó de las escenas acuáticas. Chapman fue escogido para el rol debido a su estatura, que era de 1,98 metros.​ El traje que utilizaba era de caucho, el cual estaba dividido en piezas articuladas, y tuvo un costo de 18.000 dólares. El proceso de montaje duraba cerca de tres horas. El caminar lento de la criatura se debió a que Chapman era un veterano de la guerra de Corea, cuyas heridas en las piernas le provocaron una cojera y contoneo al andar.​ Los movimientos faciales del monstruo también eran limitados. Según Browning, el movimiento de las branquias se lograba con una pera de goma que estaba unida a un tubo. Al apretarla con una de sus manos, la presión del aire hacía que las branquias se moviera hacia dentro y hacia fuera. La boca de la criatura era controlada por el actor moviendo su mentón.

La película fue filmada en completo 3D, y originalmente proyectada por el método de "luz polarizada". La audiencia de la época usaba anteojos con filtros de polarización gris, similares a los que comúnmente son usados ​​hoy en día. Pero debido a que la moda cinematográfica en 3D de los años cincuenta era muy escasa, la mayoría vio la película "plana", en 2D.

Así llegamos al final de esta publicación especial. Aprovecho también de adjuntar alguna de las novelas que sirvieron de inspiración para alguno de los títulos más famosos de esta saga. Espero que disfruten de este gran material de culto. 😉

¡PLAY!

ARCHIVO ONLINE





EBOOK
- Le Fantôme de l'Opéra -
Gaston Leroux
(1910)



Click en la portada para descargar el archivo (PDF).



EBOOK
- Dracula -
Bram Stoker
(1897)



Click en la portada para descargar el archivo (PDF).



EBOOK
- Frankenstein; or, The Modern Prometheus -
Mary Shelley
(1818)



Click en la portada para descargar el archivo (PDF).



EBOOK
- The Invisible Man -
H. G. Wells
(1897)



Click en la portada para descargar el archivo (PDF).




El viernes 05 de mayo, el blog sufrió una denuncia masiva e intencional por los links que estaban alojados dentro de la mayor parte de las publicaciones. Esto tuvo por consecuencia que cada archivo fuese eliminado. Desgraciadamente se acabó el formato de videos ONLINE, quizás lo mantenga solamente con unas muy poca películas: las que trabajé en crear los subtítulos desde cero. Con respecto a la temática del blog, esta seguirá siendo exactamente la misma; conocer y redescubrir películas que quizás no valoramos en su momento, y en realidad sí lo merecían... [Seguir leyendo la noticia]


SI TIENES ALGÚN COMENTARIO O ALGUNA DUDA CON RESPECTO AL BLOG
PUEDES ENVIARME UN MENSAJE PRIVADO HACIENDO CLICK
AQUÍ.
( PROMETO RESPONDER A LA BREVEDAD )


Para los archivos que sobreviven, la contraseña sigue siendo:
cinedemedianoche




- LÉEME -