- RESEÑAS - VHS - CURIOSIDADES - CINE DE SERIE B - CINE FÉTIDO - RECOMENDACIONES -





INFORMACIÓN IMPORTANTE

Para poder solventar los diversos gastos del blog tales como la mantención y el almacenamiento de archivos, además de los proyectos actualmente en proceso de elaboración, como mi futuro libro, necesito de la ayuda monetaria de los fieles visitantes del blog.

Quienes estén dispuestos a cooperar podrán recibir material exclusivo; también me comprometo a entregar toda la ayuda o asesoría ciné[fila]faga que necesiten... y que esté en mis manos.

Créanme que la campaña es absolutamente necesaria; de antemano ya les agradezco su ayuda.

Las donaciones son por medio de PAYPAL y sus diversas tarjetas de crédito asociadas. También puedes aportar por medio del sistema Patreon y apadrinar el blog.


Si estás en Chile, también puedes aportar por medio de una CUENTA RUT, para ello solicita los datos en ESTE LINK.


Soylent Green (1973)


[ 25 de mayo del 2018 ] 


- ¡Santo Dios!
- ¿Qué Dios, Sr. Roth? ¿Dónde podemos encontrarlo?
- Quizá en el hogar. Sí, en el hogar.


Una de aquellas buenas películas de ciencia ficción de los setenta, antes del boom que significó ser "Star Wars" en 1977, fue la cinta de culto: "Soylent Green" ("Cuando el destino nos alcance") de 1976. Película dirigida por Richard Fleischer y escrita por Stanley R. Greenberg, quien con gran complejidad tuvo que adaptar la novela "Make Room! Make Room!" (¡Hagan sitio!, ¡hagan sitio!) del escritor Harry Harrison.

La cinta es el tercer título de aquella "trilogía" de ciencia ficción protagonizada por el gran Charlton Heston en los setenta, precedida por "Planet of the Apes" de 1966 (junto a su secuela) y "The Omega Man" de 1971.

Junto a Heston, coprotagoniza la cinta el actor Edward G. Robinson, interpretando al personaje de Solomon "Sol" Roth. La ironía de la vida hizo que su última escena en la película fuese aquella mítica secuencia de su eutanasia. El veterano actor estaba muy enfermo durante el transcurso del rodaje y sabía que le quedaba poco tiempo de vida, pero no le comunicó de ello ni al equipo técnico ni tampoco a sus compañeros del reparto actoral. Desgraciadamente Edward G. Robinson fallecería doce días después del termino del rodaje y a consecuencia de un cáncer de vejiga. Dos meses después, se le concedió un Óscar honorífico a su carrera. Robinson nunca llegó a ser candidato al Óscar por sus intervenciones.

Año 2022, la flora y la fauna del planeta están prácticamente extinguidas y grandes masas de población se aglomeran en las ciudades. Nueva York batida por una asfixiante clima, acoge a 40 millones de almas. La gran mayoría de sus habitantes vive de forma precaria; hacinados, sin luz ni agua corriente y alimentándose con sustancias prefabricadas a base de soja, plancton y algas marinas; mientras una selecta minoría vive aislada en edificios de lujo gozando de todo tipo de privilegios y comodidades.

Robert Thorn es un duro policía al que encargan la investigación del asesinato de William Simonson, uno de esos ciudadanos privilegiados. La víctima es un importante hombre de negocios, y un ex-directivo de la Soylent Corporation, la industria que monopoliza la fabricación de aquellos alimentos sintéticos que es el único alimento consumido por el grueso de la población... ¿pero en verdad de qué está fabricado dicho alimento?

Soylent Green es una de las películas más deprimentes y pesimistas de la ciencia ficción, aquel destino para la humanidad, logra causar cierto pavor si nos ponemos a soñar en ello como una posibilidad... lógica o no, bueno, echemos a volar nuestra imaginación.

De las cosas más solidas que encontramos en la cinta, son aquellas tremendas interpretaciones de Charlton Heston y Edward G.Robinson. El primero construyendo un policía de aspecto y maneras rudas y desagradables que, con todo, transmite sensación de honestidad. Es el centro moral de la película. Y, sin embargo y al mismo tiempo, al personaje de Shirl (interpretada por Leigh Taylor-Young) nunca deja de tratarla como poco más que un objeto sexual... ya que ella es simplemente un "mueble" en el argumento (¿acaso no les dije que me causaba pavor la historia?). La verdaderamente relación que valora el personaje de Heston, es la que mantiene con Sol Roth, su anciano compañero de cuarto. 

A lo anterior sumémosle el memorable e inquietante final. Todo ello son los elementos que finalmente sostienen el argumento. 

A mi gusto a la cinta le faltó un mejor tratado visual. Si Soylent Green nos hubiera mostrado algo más de aquella Nueva York sumida en la decadencia, hubiera terminado siendo un boom mayor al que hoy conocemos. Es en ello en donde encontramos debilidad en la cinta; en ello y también en el aspecto de "coreografía" en cada momento que es mostrada la muchedumbre. Su interacción es mínima, son maniquíes de carne y hueso... cada vez más hueso (sí, pequeño chiste negro 😌).

Para la posteridad quedará aquella mítica escena interpretada por Edwars G. Robinson (de la que ya les hablé en esta publicación) que sabiendo su pronto fallecimiento, desplega magistralmente todo su talento al despedir también a su personaje.

En el clip que adjunto podrán encontrar aquella secuencia. También encontrarán una copia (en PDF) de la novela original de Harry Harrison. Otra pieza de ciencia ficción totalmente recomendada.

Un dato friki:
En la película podremos apreciar a un personaje utilizando el videojuego "Computer Space". Siendo esta la primera aparición en la historia, de un videojuego en una película.


F I C H A
País Estados Unidos
Dirección Richard Fleischer
Guion Stanley R. Greenberg (Novela: Harry Harrison)
Música Fred Myrow
Fotografía Richard H. Kline
Reparto Charlton Heston, Leigh Taylor-Young, Edward G. Robinson, Chuck Connors, Joseph Cotten, Brock Peters, Paula Kelly, Stephen Young, Mike Henry, Whit Bissell
Productora MGM


C L I P


EBOOK (PDF)
  
- Make Room! Make Room! -
Harry Harrison
(1966)



- El archivo puede tardar en cargar (PDF) -


Si te interesó esta publicación, entonces no olvides comentar antes de irte, créeme que es también un modo de aportar a que el blog siga con vida.

COMPARTE ESTA PUBLICACIÓN:


PUBLICA TU COMENTARIO:

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¿QUÉ ES CINE DE MEDIANOCHE?

Por medio del cine logro escapar de la realidad, llevo más de treinta años haciéndolo y espero seguir en lo mismo cuando cumpla otros treinta más. Mientras tanto, si no estoy viendo películas, estoy escribiendo sobre ellas. Este blog es la bitácora de todo aquel viaje.

Si este blog responde al nombre de "Cine de Medianoche"es debido al golpe nostálgico que eso me provoca; a mis años de infancia y adolescencia, disfrutando de aquel excelente ciclo nocturno de cine en televisión que generalmente estaba repleto de terror, thriller y suspenso.


¿Acaso existe un mejor momento que la medianoche cuando queremos realmente disfrutar de una película?

No, no creo que exista. Es en ese horario cuando la magia del cine cobra vida; es en ese instante cuando el argumento de una película se ve fortalecido y nos hacemos cómplices al 100% de su propuesta.

Este blog le dedica su existencia a la película que quizás alguna vez la sacamos del estante del videoclub, pero no nos atrevimos a llevárnosla a casa. También le dedica su existencia al cine que desgraciadamente nunca pudimos llegar a conocer, ya sea por las leyes del tiempo; las generacionales o incluso por nuestra ubicación en el mapa. Afortunadamente hoy en día existe una inmensidad de maravillosos títulos cinematográficos, muchos de ellos descatalogados, que esperan pacientemente a ser descubiertos.

Por lo anterior, mi principal labor en este blog es la de rescatar esas películas y darlas a conocer; y si el caso lo amerita, incluso traducir y crear subtítulos desde cero.

Aún cuando soy consciente de que el cine que mueve mi vida no necesariamente sea el mismo cine que mueve la tuya, de todos modos te invito a recorrer este viaje, puede que en algún momento exista un punto en el que coincidamos.


Andrés Zúñiga.