- RESEÑAS - RECOMENDACIONES - CURIOSIDADES - CINE DE SERIE B - CINE DE SERIE Z -





INFORMACIÓN IMPORTANTE

Para poder solventar los diversos gastos del blog tales como la mantención y el almacenamiento de archivos, además de los proyectos actualmente en proceso de elaboración, como mi futuro libro, necesito de la ayuda monetaria de los fieles visitantes del blog.

Quienes estén dispuestos a cooperar podrán recibir material exclusivo; también me comprometo a entregar toda la ayuda o asesoría ciné[fila]faga que necesiten... y que esté en mis manos.

Créanme que la campaña es absolutamente necesaria; de antemano ya les agradezco su ayuda.

Las donaciones son por medio de PAYPAL y sus diversas tarjetas de crédito asociadas. También puedes aportar por medio del sistema Patreon y apadrinar el blog.


Si estás en Chile, también puedes aportar por medio de una CUENTA RUT, para ello solicita los datos en ESTE LINK.


¿Conoces su oscura historia? A 132 años del natalicio de Roscoe "Fatty" Arbuckle. El cómico más olvidado de Hollywood.


    

Este 24 de marzo del 2019 se cumplen 132 años del natalicio de Roscoe "Fatty" Arbuckle, el hombre que impulsó de gran manera la carrera de Charlie Chaplin y quien también descubrió artistas como Buster Keaton y Bob Hope. Un "GRANDE" entre los grandes cómicos del cine, pero que sin embargo se mantiene en el olvido, el motivo: ser el protagonista del primer gran escándalo de la historia de Hollywood.

Pareciera existir una regla en el mundo del espectáculo: "Los que rápidamente tocan las estrellas, pueden terminar viéndose opacados por su brillo".

Tal es el caso de Roscoe Arbuckle, quien logró alcanzar la fama durante la era del cine mudo, curiosamente su nombre rara vez se menciona hoy en día, a diferencia de los de sus antiguos alumnos. Sin embargo, Roscoe Arbuckle tuvo un gran impacto en la temprana escena de Hollywood y por esto, su nombre SÍ debe ser recordado.


Roscoe Conkling Arbuckle nació el 24 de marzo de 1887 en Smith Center, Kansas. Fue uno de los nueve hijos de Mary E. "Mollie" Gordon y William Goodrich Arbuckle. Desde el comienzo de su vida, las cosas fueron difíciles para Roscoe. Era un bebé grande, pesaba 5.9 kg al nacer, y como su madre y su padre eran delgados, su padre llegó a creer que su madre había tenido una aventura amorosa. Debido a esto, William Goodrich Arbuckle despreció a su hijo por el resto de su vida y le dio el nombre de un famoso senador republicano de Nueva York llamado Roscoe Conkling.

Aunque Arbuckle era consciente de que su apariencia física era parte de su efecto cómico, nunca se permitió identificarse con él, ya que no quería usar su peso para las risas baratas, se negó a participar en las escenas que lo retrataban de esa manera. Durante su ascenso como estrella de cine, una vez se reunió con el famoso cantante de ópera Enrico Caruso, quien le dijo: "abandona estas tonterías que haces para vivir, con entrenamiento, podrías convertirte en el segundo cantante más grande del mundo".

Con respecto a su apariencia, durante toda su carrera, Roscoe estuvo marcado con un apodo ofensivo que le desagradó profundamente. Los estudios a menudo eligieron poner Roscoe "Fatty" Arbuckle como su nombre de pantalla. Arbuckle siempre se opuso a las personas cuando lo llamaban gordo diciendo: "Tengo un nombre, ya sabes".



Arbuckle desarrolló su propio estilo de actuación que luego influyó en muchos otros actores. Era muy ágil, a pesar de su gran tamaño. La riqueza y la fama aparentemente comenzaron a pasar factura. Para 1916, Arbuckle ganó más peso y comenzó a beber mucho. Esto le causó muchos problemas de salud y, entre otros problemas, desarrolló una gran infección que casi le costó la pierna. En el proceso de recuperación se haría adicto a la morfina.

La fama de Arbuckle era tal que la Paramount Pictures le dio una oferta de $ 1,000 por día más el 25% de todas las ganancias y el control artístico completo para hacer realizar películas con su propia productora. Este acuerdo fue una gran victoria para el estudio y, lo que es más, las películas fueron tan populares, que en 1918, Paramount le ofreció a Arbuckle un contrato por tres años y $ 3 millones (que aproximadamente ronda los $ 48,000,000 dólares actuales). Un gran negocio incluso para los estándares de hoy.



Oliver Hardy, el recordado integrante de la dupla "Laurel and Hardy" ("El gordo y el flaco"), vio gran inspiración para comenzar su carrera en lo logrado por Roscoe Arbuckle. Hardy siempre había sido un niño muy obeso y eso lo acomplejaba, pero el hecho de ver cómo un actor también obeso como Roscoe Arbuckle pudo llegar a ser una de las grandes estrellas del cine del momento, le estimuló para iniciar su propia carrera cinematográfica.



En febrero de 1917, Roscoe Arbuckle conoció a Buster Keaton en los estudios Talmadge en la ciudad de Nueva York, donde Arbuckle tenía un contrato con Joseph M. Schenck. Durante la primera reunión, Keaton pidió que le prestaran una de las cámaras para tener una idea de cómo funcionaba, posteriormente la llevó a la habitación de su hotel, la desmontó y la volvió a montar. Con esta comprensión aproximada de la mecánica de las imágenes en movimiento regresó al día siguiente, cámara en mano, pidiendo trabajo. Keaton impresionó de tal como a Arbuckle que fue contratado como su coprotagonista en 14 de sus cortometrajes. Su popularidad fue inmediata y además se convertirían en íntimos amigos.



Roscoe Arbuckle fue uno de los primeros en ver el potencial de Charles Chaplin; curiosamente, Roscoe contribuiría de forma bastante anecdótica en la creación del mítico "Charlot", aquel personaje con el que Chaplin se volvería leyenda.



El célebre vagabundo nació en la película "Kid Auto Races at Venice" ("Carreras de autos para niños" o "Carreras sofocantes") estrenada el 7 de febrero de 1914... aunque en realidad Chaplin había diseñado el atuendo del personaje para una película producida unos días antes pero estrenada poco después que la otra, el 9 de febrero de 1914, titulada "Extraños dilemas de Mabel"... pero esa es otra historia.

Con respecto a la apariencia de Charlot, el propio Chaplin relató en su autobiografía:

No tenía idea sobre qué maquillaje ponerme. No me gustaba mi personaje anterior. Sin embargo, en el camino al guardarropa pensé en usar pantalones bombachudos, grandes zapatos, un bastón y un sombrero hongo. Quería que todo fuera contradictorio: los pantalones holgados, el saco estrecho, el sombrero pequeño y los zapatos anchos. Estaba indeciso entre parecer joven o mayor, pero recordando que Mack Sennett (director de comedia famoso por crear la técnica del "slapstick") quería que pareciera una persona de mucha más edad, agregué un pequeño bigote que, pensé, agregaría más edad sin ocultar mi expresión. No tenía ninguna idea del personaje pero tan pronto estuve preparado, el maquillaje y las ropas me hicieron sentir el personaje, comencé a conocerlo y cuando llegué al escenario ya había nacido por completo.

Ok... resultó ser que el pantalón holgado usado por Charlot pertenecía al propio Roscoe Arbuckle, y el sombrero, también. Más bien este último perteneció al suegro de Arbuckle, pero fue desechado al ser aplastado por el trasero de Arbuckle una vez que el comediante se sentó sobre el.

Es increíble lo mucho que Roscoe Arbuckle influyó entre los grandes cómicos de la historia del cine, a su vez, también es increíble que su aporte haya sido olvidado; el gran motivo de dicho olvido se los paso a relatar a continuación:

En la cima de su carrera, Arbuckle fue contratado por los estudios Paramount a cambio de cobrar un millón de dólares al año, el mayor sueldo jamás pagado por un estudio hasta entonces. El 3 de septiembre de 1921, Arbuckle se tomó un descanso de su prolífica y vertiginosa producción fílmica, y se desplazó hasta San Francisco con sus amigos Lowell Sherman y Fred Fischbach. Se registraron en el hotel Saint Francis, dispuestos a dar una fiesta, para la cual invitaron a varias mujeres a su habitación. Durante el evento, una de ellas, una aspirante a actriz, de 30 años, llamada Virginia Rappe, cayó gravemente enferma y fue examinada por el doctor del hotel, que dictaminó que, probablemente, la mujer simplemente estaba borracha.

Rappe cayó en coma y murió tres días más tarde en el hospital de peritonitis, causada por perforación de la vejiga. Maude Delmont, amiga y compañera de Rappe en la fiesta, implicó a Arbuckle en el suceso, denunciando que la ruptura de vejiga se produjo mientras el actor violaba a Rappe con una botella. Arbuckle, seguro de su inocencia, rechazó tales acusaciones. Entonces Delmont lo denunció a la policía con la esperanza de llegar a un acuerdo monetario con los abogados de Arbuckle, pero el asunto se le fue de las manos.



La carrera de Arbuckle está considerada por historiadores del cine como una de las grandes tragedias de Hollywood. El juicio se convirtió en un acontecimiento nacional y ocupaba las portadas de los periódicos, especialmente de los pertenecientes al imperio de William Randolph Hearst, que no dudaban en presentar en sus crónicas al actor como culpable, haciendo juicios anticipados y predisponiendo a mucha gente a prejuzgar a Arbuckle. Después de dos juicios nulos, el 12 de abril de 1922 Arbuckle fue declarado no culpable de la muerte de Virginia Rappe.

A pesar de que Arbuckle fue absuelto de las acusaciones, la infamia resultante destruyó la carrera y la vida personal del artista. Diversas asociaciones de vigilancia de la moral habían pedido la pena de muerte para el actor, y los dueños de los estudios prohibieron a los amigos de Arbuckle en la industria cualquier muestra de apoyo público. Charles Chaplin estaba en Inglaterra por entonces; sin embargo, Buster Keaton, íntimo amigo de Arbuckle, hizo una declaración pública en apoyo de su amigo, resaltando que Arbuckle era una de las almas más amables y bondadosas que había conocido.



La Oficina Hays, organismo que controlaba y/o censuraba toda la producción cinematográfica, retiró y prohibió todas las películas de Arbuckle, aunque más tarde Will H. Hays declaró que deberían dejar al actor continuar trabajando en Hollywood. Irónicamente, una de las escasas películas que sobrevivieron a la prohibición, Leap Year, era uno de los dos únicos largometrajes acabados que la Paramount pensaba estrenar cuando se produjo el escándalo. Mientras que en Europa Arbuckle fue progresivamente rehabilitado tras su absolución, nunca lo fue en vida en Estados Unidos ni en Inglaterra.

Muchos detalles se comentaron durante los tres largos juicios a los que fue sometido Arbuckle, pero los más escabrosos fueron obra directa de los medios sensacionalistas, y, especialmente, de un hombre, William Randolph Hearst, que había encontrado una auténtica mina de oro con el escándalo del que era el más famoso actor cómico de su época.

Las historias (nunca comprobadas) sobre lo que pasó en las habitaciones 1219, 1220 y 1221 del Hotel Saint Francis, de San Francisco, el 5 de septiembre de 1921, hablaban incluso de que Arbuckle, con sus más de 120 kilos de peso, había fracturado en dos a Virginia Rappe; pero sobre todo de que, debido a su extremo grado de embriaguez, fue incapaz de penetrar a Virginia, por lo que tuvo que utilizar una botella de champán (otras versiones hablaban de una botella de Coca-Cola) o incluso un afilado trozo de hielo.



Según consta en las actas del juicio, Arbuckle llevó hasta su habitación del hotel un gramófono, varios discos, y abundante ginebra y whisky, desacatando directamente el Acta Volstead, que desde hacía un año prohibía la producción y venta de bebidas alcohólicas en todo el país. Después de 48 horas de fiesta, Virginia Rappe se incorporó al evento, donde fue recibida por Arbuckle en pijama (lo que provocó las acusaciones de que el actor caminaba semidesnudo por los pasillos del hotel). Virginia empezó a ingerir también grandes cantidades de alcohol, hasta que tuvo que ir al lavabo para vomitar, donde la encontró Arbuckle, encerrándose con ella durante quince minutos, tiempo suficiente, según la acusación, para cometer la violación.

Según los médicos que la examinaron poco después, los daños en la vejiga de Virginia Rappe podían haber sido consecuencia de un aborto mal practicado pocos días antes (algo que se obvió en los juicios), y agravados como consecuencia de la gran cantidad de alcohol ingerido mezclado con medicamentos. Fred Fischbach llenó la bañera con agua fría y trozos de hielo, donde fue colocada la mujer en un intento por reanimarla, mientras que Arbuckle colocó un pedazo aguzado de hielo dentro de la vagina de Rappe, en un intento de detener la hemorragia, lo que le valdría la acusación de haberla penetrado con un fragmento puntiagudo de esa misma sustancia.

Durante los juicios se presentó primero una versión totalmente idealizada de Virginia Rappe, como una joven actriz a la búsqueda de una oportunidad que cayó en las garras de una estrella depravada. Pero también salió a flote su oscuro pasado, que presentaba de tres a cinco abortos previos (operación prohibida e ilegal hasta los años 1970), prostitución ocasional, o de causar una epidemia de sífilis entre los trabajadores masculinos de los estudios de Mack Sennet. Pero todas estas historias entraban en la categoría de la rumorología, y de poco sirvieron en los tribunales.

Arbuckle intentó volver a la realización de películas, pero la prohibición inmediata de todas sus películas tras su absolución no se lo permitió, y cayó en el alcoholismo. En palabras de su primera mujer: Roscoe solo pareció encontrar consuelo en el fondo de una botella.

Buster Keaton intentó ayudar a Arbuckle permitiéndole trabajar en algunas de sus películas, llegando a escribir el guion del cortometraje de Keaton Day Dreams. Arbuckle alegó haber codirigido algunas escenas de la película de Keaton El moderno Sherlock Holmes, pero es difícil saber cuánto de ese material llegó al montaje final de la película. Arbuckle también dirigió algunos de los cortometrajes menos conocidos de Educational Pictures, bajo el seudónino de William Goodrich.

Una leyenda, nunca confirmada pero persistente, da una explicación inexacta del origen del seudónimo de Arbuckle. Según se dice, Keaton, bromista empedernido, sugirió que Arbuckle podría dirigir películas bajo el alias Will B. Good (literalmente "seré bueno"). Supuestamente, Arbuckle estuvo de acuerdo con él, pero reconociendo que el juego de palabras era demasiado obvio, y amplió el nombre para convertirlo en William B. Goodrich. Sin embargo, Arbuckle dirigió docenas de películas en las que su seudónimo aparecía en los créditos iniciales como William Goodrich, sin ninguna inicial entre el nombre y el apellido. El escritor e investigador británico David Yallop descubrió que el nombre completo del padre de Arbuckle era William Goodrich Arbuckle, con lo que dio una explicación mucho más razonable y plausible sobre el origen del seudónimo.



Roscoe Arbuckle murió de un ataque al corazón el 29 de junio de 1933 mientras dormía. Solo tenía 46 años. Buster Keaton declaró repetidas veces que Arbuckle había muerto porque le habían roto el corazón. Pocas horas antes había firmado un nuevo contrato con Warner, que le hizo declarar: Hoy es el día más feliz de mi vida. Fue incinerado y sus cenizas dispersadas en el Océano Pacífico (la supuesta tumba de Arbuckle, situada en el Cementerio Woodlawn, en el Bronx, Nueva York, pertenece a Macklin Arbuckle, actor y primo de Roscoe Arbuckle).



Muchas de las películas de Arbuckle, incluida la película "Life of the Party" (1920), sobreviven solo como copias gastadas con intertítulos en idiomas extranjeros. Se hizo poco o ningún esfuerzo para preservar los negativos y las impresiones originales durante las primeras dos décadas de Hollywood. A principios del siglo XXI, algunos de los cortos de Arbuckle (en particular, aquellos que co-protagonizaron con Chaplin o Keaton) ya habían sido restaurados, lanzados en DVD e incluso proyectados teatralmente.

Por sus contribuciones a la industria cinematográfica, Arbuckle tiene una estrella cinematográfica en el Hollywood Walk of Fame ubicado en 6701 Hollywood Boulevard.

A continuación una muestra de lo que fue este excelente comediante en dupla con Buster Keaton. Fue también su última película juntos, antes de que Keaton estableciera su propio estudio y Arbuckle comenzara a hacer largometrajes. Esto se llama "The Garage" y data de 1920.

¡PLAY!


C L I P


Si te interesó esta publicación, entonces no olvides comentar antes de irte, créeme que es también un modo de aportar a que el blog siga con vida.

COMPARTE ESTA PUBLICACIÓN:


PUBLICA TU COMENTARIO:

Publicado por ANDRÉS Z.

A través del cine logro evadirme de la realidad, llevo más de 30 años haciéndolo y espero poder decir lo mismo en 30 años más; mientras tanto, si no estoy viendo películas, estoy escribiendo sobre ellas. Este blog es la bitácora de todo aquel viaje.




Todas las recomendaciones que comparto en el blog son a películas o series que fácilmente se pueden encontrar por medio de torrent o de otro sistema de descargas, por lo tanto: "Si yo pude encontrarlas, créanme que ustedes también podrán hacerlo".

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...