La finalidad del blog es entregar información sobre cine, por lo general desconocido, y no la distribución del mismo. En este sitio no encontrarás publicidad engañosa ni un portal que lucre monetariamente con su contenido. Cada archivo accesible contó con la aprobación de las partes involucradas y está alojado en diversas plataformas públicas que se encargan de hacer valer los derechos de autor, tal como es el caso de Youtube.


- CINE DE MEDIANOCHE -: Bobby Driscoll y Peter Pan, dos niños que se negaron a crecer.

- RESEÑAS - VHS - CURIOSIDADES - CINE DE SERIE B - CINE FÉTIDO - TRADUCCIONES -





Bobby Driscoll y Peter Pan, dos niños que se negaron a crecer.




En tiempos en donde Disney nos bombardea con numerosas versiones "live action" de sus más famosas cintas animadas, creo que es oportuno recordar una que, si bien no es puramente live action, tiene ciertas pinceladas en su creación que perfectamente nos lo harán recordar; también, es parte de una de las historias más oscuras y olvidadas de la industria fundada por Walter Elias Disney.

¿Sabías quién fue Bobby Driscoll?

En octubre de 1969, un ejecutivo de la compañía Disney recibió la llamada de una madre angustiada. La mujer decía que su marido se estaba muriendo y que su deseo era ver a su hijo por última vez pero que no sabían dónde localizarlo, por eso les pedía ayuda para encontrarlo. Que la mujer llamara a la Disney en vez de a la policía no era un error. Su hijo era Bobby Driscoll que, veinte años antes, había sido uno de los niños prodigio del estudio de Mickey Mouse. Desde hacía algún tiempo nadie sabía dónde se encontraba.

Bobby demostró tener madera de actor desde muy pequeño. Tenía una facilidad enorme para memorizar diálogos y actuaba de forma natural y espontánea. En 1943 debutaba en el cine en la película “Lost angel” junto a Margaret O’Brien. Era tan buen actor que incluso llegaba a eclipsar a las grandes estrellas. En 1946 fue contratado por la Disney para protagonizar una de las grandes apuestas de la compañía: “Canción del Sur”, la primera película de acción real de la compañía en la que se mezclaban partes de animación y actores de carne y hueso.

Hoy en día "Canción del Sur" es una película maldita dentro de la compañía Disney y jamás se ha editado en vídeo, DVD o Blue Ray debido a la visión que se da en ella de la población afroamericana. Incluso se la tacha abiertamente de racista. Pero cuando se estrenó en 1946 fue un grandísimo éxito. Ganó varios Oscar e hizo de Bobby Driscoll un rostro muy popular. Tenía por entonces 9 años y ya contaba en su haber con una decena de películas, entre ellas "La ventana" (1949) y "La isla del tesoro" (1950).



Tal era su popularidad y la calidad de su trabajo, que pronto tuvo su estrella en el “Paseo de la fama” de Hollywood. En 1950 la Academia del cine americano le concedió un Oscar especial. Un premio como mejor actor juvenil por sus trabajos en las películas “La ventana” y “Danny”.

En 1953, cuando ya tenía 16 años de edad, la compañía Disney lo contrató para utilizar su rostro como modelo de referencia para los primeros planos de Peter Pan; además, Bobby proporcionó la voz para el personaje. Las escenas se reprodujeron en un escenario de sonido casi vacío, que contaba solamente con los accesorios más esenciales. Esta suerte de "live action" se filmó con el fin de que las imágenes fuesen posteriormente usadas por los ilustradores de Disney.

Así fue como el rostro de Bobby permitió que se creara el tan famoso rostro de Peter Pan. Mientras que el bailarín y coreógrafo Roland Dupree, fue el que aportó de modelo para el movimiento del personaje.



En esos años, Bobby Driscoll ya no era el niño encantador de sus primeras películas. Su cara se había llenado de granos. Su voz era cada vez más grave y los papeles comenzaron a escasear. Su carácter fue cambiando también, se hizo arisco. La Disney no le renovó el contrato. A los diecinueve años se casó, tuvo tres hijos y se separó de su mujer. Su madre dijo entonces: “La droga le cambió. No se bañaba, se le estropearon los dientes. Tenía un coeficiente mental altísimo, pero los narcóticos le afectaron el cerebro. Nosotros no sabíamos lo que le pasaba.”

En 1959 la policía le detuvo por consumo de heroína. Sus brazos estaban llenos de pinchazos. Un año después le acusaron de agresión con arma de fuego y meses más tarde por atraco a una clínica de animales, falsificación de cheques y varios delitos relacionados con las drogas. Bobby Driscoll fue internado en un centro de rehabilitación pero cuando salió del recinto se esfumó. Nadie supo más de él.



El 30 de marzo 1968 dos niños que jugaban en un edificio abandonado del East Side de Nueva York, hallaron los restos de un hombre joven, en medio de objetos religiosos y basura. El cadáver carecía de identificación, tenía numerosos pinchazos en los brazos y en la sangre rastros de metedrina, una anfetamina que –según los médicos– crea una sensación de exaltación y perdida rápida de la conciencia. Quienes la usan padecen ilusiones de persecución, depresión, extenuación excesiva y tendencias suicidas.

Un análisis forense reveló que las vísceras correspondían a las de un anciano, más que a un adulto de 31 años; como el rostro tenía profundas marcas y nadie reclamó el cuerpo, tras tomarle las huellas digitales lo enviaron a un cementerio común en Hart Island, allá por el Bronx. Fueron justamente las huellas digitales las que finalmente sirvieron para identificar a Bobby.

Tres años después de su muerte la Disney repuso en las pantallas de los cines nuevamente “Canción del Sur”. El reestreno fue todo un éxito; el último, póstumo y amargo, de Bobby Driscoll, aquel niño que pasó de ser una estrella infantil a un adulto consumido por las drogas y el olvido.


En esa tierra de luces y sombras se quedó Bobby Driscoll; en esa tierra de ilusiones en donde se está prohibido crecer. Al igual que Peter Pan, Bobby fue un niño que se negó a crecer.

¿TE GUSTÓ ESTA PUBLICACIÓN? TU OPINIÓN ACÁ ES IMPORTANTE, POR ESO NO TE OLVIDES DE COMENTAR ANTES DE IRTE Y TAMPOCO TE OLVIDES DE COMPARTIR LA PUBLICACIÓN EN TUS REDES SOCIALES, ES LA FORMA DE QUE EL BLOG SE MANTENGA CON VIDA. ¡GRACIAS!

COMPARTE ESTA PUBLICACIÓN:


PUBLICA TU COMENTARIO:

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¿QUÉ ES CINE DE MEDIANOCHE?

Por medio del cine logro escapar de la realidad, llevo más de treinta años haciéndolo y espero seguir en lo mismo cuando cumpla otros treinta más. Mientras tanto, si no estoy viendo películas, estoy escribiendo sobre ellas. Este blog es la bitácora de todo aquel viaje.

Si este blog responde al nombre de "Cine de Medianoche"es debido al golpe nostálgico que eso me provoca; a mis años de infancia y adolescencia, disfrutando de aquel excelente ciclo nocturno de cine en televisión que generalmente estaba repleto de terror, thriller y suspenso.


¿Acaso existe un mejor momento que la medianoche cuando queremos realmente disfrutar de una película?

No, no creo que exista. Es en ese horario cuando la magia del cine cobra vida; es en ese instante cuando el argumento de una película se ve fortalecido y nos hacemos cómplices al 100% de su propuesta.

Este blog le dedica su existencia a la película que quizás alguna vez la sacamos del estante del videoclub, pero no nos atrevimos a llevárnosla a casa. También le dedica su existencia al cine que desgraciadamente nunca pudimos llegar a conocer, ya sea por las leyes del tiempo; las generacionales o incluso por nuestra ubicación en el mapa. Afortunadamente hoy en día existe una inmensidad de maravillosos títulos cinematográficos, muchos de ellos descatalogados, que esperan pacientemente a ser descubiertos.

Por lo anterior, mi principal labor en este blog es la de rescatar esas películas y darlas a conocer; y si el caso lo amerita, incluso traducir y crear subtítulos desde cero.

Aún cuando soy consciente de que el cine que mueve mi vida no necesariamente sea el mismo cine que mueve la tuya, de todos modos te invito a recorrer este viaje, puede que en algún momento exista un punto en el que coincidamos.


Andrés Zúñiga.