[Fanzine Virtual] - CINE DE MEDIANOCHE -: El que pestañea pierde: "Patrick" (1978).

- RESEÑAS - VHS - CURIOSIDADES - RECICLAJE FÍLMICO - CINE DE SERIE B - CINE FÉTIDO - TRADUCCIONES -



>

El que pestañea pierde: "Patrick" (1978).




Injustamente, uno de los títulos que pocas veces solemos encontrar en la lista del cine de terror retro, es la película australiana "Patrick" (1978) dirigida por Richard Franklin y protagonizada por Susan Penhaligon, Robert Helpmann y Robert Thompson.

La película tiene sutiles referencias a Psicosis (1960) y esto no es casualidad, ya que su director es precisamente un fanático confeso del cine de Alfred Hitchcock; curiosamente Richard Franklin estuvo a cargo de la dirección de Psycho II (1983).

Patrick no es en realidad un slasher, como muchos así lo afirman, aunque posee ciertos elementos que son parte esencial de aquel subgénero de terror. Cada cual que la juzgue a  su modo.

El argumento de esta bizarra película de terror nos habla de Patrick, un asesino que lleva tres años en estado de coma. Su única forma de interactuar con el mundo es que de vez en cuando escupe a las enfermeras, pero lo hace por simple reflejo muscular... según las afirmaciones del director del hospital en donde se encuentra internado. Lo que no saben, es que Patrick posee poderes telequinésicos que despertarán cuando llegue una nueva enfermera a la institución.

Quentin Tarantino es un gran amante del "Ozploitation" (cine de explotación australiano) y considera a Patrick como una de sus cintas predilectas, tanto así que en Kill Bill le rinde un sutil homenaje a la cinta de Richard Franklin.



Una de las grandes curiosidades de la película es que el protagonista debía permanecer constantemente con la mirada fija y sin cerrar sus ojos, algo que obviamente tuvo que ser ayudado gracias a las gotas oculares que le permitían dejar de pestañar por más de un minuto. Si esto les parece una tortura, pues también deben saber que parte de la producción y hasta el propio director, consideraron como válida la opción de darle verdaderas secciones de electroshock al actor principal durante una de sus escenas. Afortunadamente para el pobre Robert Thompson (Patrick) desistieron de dicha idea.

La banda sonora de la película estuvo a cargo de Brian May, pero ojo, muchos caen en el error de asegurar de que se trata del legendario guitarrista de Queen, pero no, esta vez se trata del compositor australiano de mismo nombre, quien también estuvo a cargo de la banda sonora de Mad Max (1978). Para desgracia del compositor, toda la banda sonora fue cambiada en su lanzamiento en Italia, en donde la música corrió a cargo de la banda de rock Goblin.



Patrick tuvo un éxito impensado en Italia, al punto de que el director Mario Landi estrenó en 1980 una funesta pseudosecuela titulada como "Patrick vive ancora".

La cinta de Richard Franklin volvió a la palestra en el año 2013, cuando se estrenó un remake de la cinta original, esta vez dirigido por Mark Hartley. Desgraciadamente la nueva película también pasó sin pena ni gloria.
Ya que estamos en época de #Cuarentena, finalmente los invito a darle PLAY. 


ARCHIVO ONLINE


¿TE GUSTÓ ESTA PUBLICACIÓN? TU OPINIÓN ACÁ ES IMPORTANTE, POR ESO NO TE OLVIDES DE COMENTAR ANTES DE IRTE Y TAMPOCO TE OLVIDES DE COMPARTIR LA PUBLICACIÓN EN TUS REDES SOCIALES, ES LA FORMA DE QUE EL BLOG SE MANTENGA CON VIDA. ¡GRACIAS!

La finalidad del blog es entregar información sobre cine, por lo general de su lado más desconocido, y no necesariamente la distribución del mismo. En este sitio no encontrarás publicidad engañosa ni tampoco un portal que lucre monetariamente con su contenido. Cada archivo adjunto cuenta con la aprobación y el permiso de las partes involucradas, desde el momento en el que se permitió que fuesen alojados en las diversas plataformas públicas que el blog usa, y que finalmente son las que se encargan de hacer valer los derechos de autor, ejemplo de ello es mi canal de Youtube.




- COMPARTE ESTA PUBLICACIÓN -


- PUBLICA TU COMENTARIO -

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¿QUÉ ES CINE DE MEDIANOCHE?

Por medio del cine logro escapar de la realidad, llevo más de treinta años haciéndolo y espero seguir en lo mismo cuando cumpla otros treinta años más. Mientras tanto, si no estoy viendo películas, estoy escribiendo sobre ellas. Este blog es la bitácora de todo aquel viaje.

Si este blog responde al nombre de "Cine de Medianoche", es debido al golpe nostálgico que eso me provoca; a mis años de infancia y adolescencia disfrutando de aquel excelente y diverso ciclo nocturno de cine por medio de la la televisión.


¿Acaso existe un mejor momento que la medianoche cuando queremos realmente disfrutar de una película?

No, no creo que exista. Es en el horario nocturno cuando la magia del cine cobra vida; es en ese instante cuando el argumento de una película se ve fortalecido y nos hacemos cómplices al 100% de su propuesta.

Este fanzine virtual le dedica su existencia a la película que quizás alguna vez la sacamos del estante del videoclub, pero no nos atrevimos a llevárnosla a casa. También le dedica su existencia al cine que desgraciadamente nunca pudimos llegar a conocer, ya sea por las leyes del tiempo; las generacionales o incluso por nuestra ubicación en el mapa. Afortunadamente hoy en día existe una inmensidad de maravillosos títulos cinematográficos, muchos de ellos descatalogados, que esperan pacientemente a ser descubiertos.

Por lo anterior, mi principal labor en este blog es la de rescatar esas películas por lo general desconocidas, y si el caso lo amerita: incluso traducir y crear subtítulos desde cero.

Aún cuando soy consciente de que el cine que mueve mi vida no necesariamente sea el mismo cine que mueve la tuya, de todos modos te invito a recorrer este viaje, puede que en algún momento exista un punto en el que coincidamos.


Andrés Zúñiga.