¡SALUDOS!

Muchas veces me han preguntado el motivo por el cual he bautizado como "Cine de Medianoche" a mi blog. Eso básicamente se debe a un golpe nostálgico; a los años de infancia cuando disfrutaba de aquel excelente ciclo nocturno de cine, generalmente repleto de terror; thriller y suspenso.

¿Acaso existe un mejor momento que la medianoche cuando queremos realmente disfrutar de una película?

No, no existe. Es en ese horario cuando la magia del cine cobra vida; es en ese instante cuando el argumento de una película se fortalece y nos entrega lo mejor de sí.

Este espacio nació cuando quise compartir públicamente mi propia definición del cine; de lo que entiendo y considero como cine. Ese significado se ve fuertemente influenciado por la nostalgia que me provocan las películas de mi infancia y juventud; como también, del cine que continuamente voy descubriendo y admirando. De todo aquello se nutre mi blog, por eso es que a este lugar también lo defino como una especie de bitácora. Debido a esto último, las críticas que verán publicadas son bajo un punto de vista absolutamente personal.

Soy de los que cree que no logramos dimensionar lo mucho que le debemos a las películas. Creo que no siempre se trata de un simple modo para pasar el rato, ya que hay argumentos e historias que sí logran algo importante en nosotros; quedándose finalmente arraigadas en nuestra memoria; y por supuesto, acompañándonos por el resto de nuestras vidas.

Quizás luego de conocer las publicaciones que he ido dejando en el blog, puede que lleguen a formarse una idea de lo que he intentado decirles con estas palabras.

El blog NO ES UN LUGAR DE DESCARGAS DE PELÍCULAS; y el motivo por el cual ya no están disponible los archivos online, lo puedes leer aquí.

Son libres de disfrutar del material publicado. También pueden seguir el blog por medio de mi página en facebook, en twitter; y a través de mi cuenta en Instagram.



Te doy las gracias por la visita y por darte el tiempo de leer este mensaje.


 Andrés Z.